Como muchas personas que emprenden, los inicios en casi todas las ocasiones se remontan a  tiempos atrás. En mi caso, he de decir que la idea ha merodeado en mi mente desde que tengo uso de razón, pero las mismas veces que aparecía, desaparecía. Me fijaba en las personas, me atraían  los seres humanos diferentes, que tenían algo… «especial», me gustaban los sombreros, me gustaba ponerme una camisa de falda y un pantalón de pañuelo… En el fondo me sentía un poco en un circo constante. El post de hoy lo quiero dedicar a todas aquellas personas que somos humanas. Por humanas me refiero a personas que dudamos, que fallamos, que a veces no cumplimos con nuestros deseos como nos gustaría. Cuando logramos retos sentimos una gran satisfacción fruto del esfuerzo, pero cuando no los conseguimos deberíamos de no sentir muchas veces las enormes frustraciones que rodean hoy día a las personas. Vivimos en un mundo que va a toda mecha, y con un nivel de exigencia que supera los límites permitidos muchas veces  por la «capa de ozono humana»  Estiletto nace de la ilusión y las ganas por conseguir algo, pero también nace desde la realidad de lo difícil que es conseguir ese algo; Sobre todo cuando empiezas realmente desde cero, cuando tienes otro trabajo durante 8 horas al día que es el que, a priori, te sustenta y cuando las noches empiezan a ser excitantemente largas y felices.

Resultado de imagen de un mundo mejor

La unión hace la fuera, y las personas somos seres maravillosos que podemos ayudarnos a construir un mundo mejor. Mi visión del estilo, y de estiletto empieza por aquí. Quiero enseñaros cada día una ventana a un mundo mejor, quiero enseñaros las prendas que os puedo ofrecer, quiero que me deis vuestras opiniones, consejos y críticas. Quiero que estos post y entradas sean con vosotros y para vosotros. Quiero que construyamos algo juntos. ¿El qué? Lo veremos….

Feliz día ESTILETTOS.

Martes, 20 de marzo 2018